domingo, 29 de mayo de 2011

¿ Hacia dónde va el movimiento 15 M ?

Hoy se decide en asambleas populares la continuidad o no de cada una de las concentraciones ciudadanas surgidas del 15 M.

Tras todos estos días de movilización, no se visualiza que nada haya cambiado, fundamentalmente porque no se ha condicionado la continuidad de las concentraciones a la consecución de un objetivo conseguible. Al estilo de: " No nos vamos de aquí hasta que....... se cumpla". Todo se quedó en un indefinido "Democracia Real Ya!".

No se si fueron las reticencias de los convocantes a que las reacciones populares se pudieran identificar con reivindicaciones claramente anticapitalistas o que, pero el caso es que "la asepsia ideológica" es enemiga de la reivindicación, porque toda reivindicación ciudadana es política por definición y si la reivindican los excluidos por el sistema capitalista es... digamoslo así, tendentes a socializar la política, las instituciones y la economía.

Desde un primer momento han habido colectivos de manifestantes que se han afanado en proclamar que las reivindicaciones no eran de izquierdas o derechas y que allí había movilizándose gente de toda ideología. Esto, a parte de ser sociologicamente falso ( la prueba la encontraremos en el respaldo masivo del electorado natural, conservador y liberal del PP en las urnas ), impide sobremanera acordar objetivos concretos a conseguir y continuar acampados hasta que esos objetivos sean reconocidos por el poder dominante

Si lo que se pretendía era "no molestar a nadie" ni a la gente de izquierdas, ni a la burguesia liberal, el objetivo está cumplido, porque hasta el multi-imputado dirigente del PP Carlos Fabra apoyó las reivindicaciones de los indignados.



“El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el coste de la vida, el precio de las habichuelas, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de la asistencia sanitaria, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales”

Bertolt Brecht

martes, 24 de mayo de 2011

Felicidades a los izquierdistas politizados!.

Bueno, tengo bastante desatendido este blog, pero tengo intención de reactivarlo y esta vez en serio. Porque sí.

Resulta que hay indignados que dicen ser apolíticos, pero que se indignan porque no se sienten representados por los políticos, aunque eso es algo que no debería de preocuparles si en verdad son apolíticos... total que ni ellos saben muy bien para quien trabajan si para la revolución o contra la revolución.

El caso es que los que no somos apolíticos, los que tenemos muy claro que Botín y Aznar también son ciudadanía y que por tanto no toda la ciudadanía está indignada. Los que como yo, tenemos claro que somos clase trabajadora precarizada por esos ciudadanos que sí saben que papeleta coger en elecciones, estamos de enhorabuena :). Izquierda Unida ha cosecha unos resultados muy buenos, nos ha costado muchísimo trabajo a los militantes, pero lo hemos conseguido y si bien, independientemente de lo injusto del sistema electoral, seguimos siendo una minoría, ahora somos menos minoritarios.

Siempre he sido "de parte", desde bien jovencito eso siempre lo he tenido claro y no estoy por reivindicar derechos a la ciudadanía así en genérico porque, como muchos de nosotros en la izquierda, pensamos que hay una parte de esa ciudadanía dominante y otra sometida, la sometida se llama clase trabajadora desde la revolución industrial y hasta nuestros días. Yo y la gente politizada de izquierdas reivindicamos derechos para este sector de la ciudadanía. Para el resto de ciudadanía reivindicamos la derogación de sus privilegios.

Bueno, otro día si acaso retomamos el tema de la indignación y de los que se indignan y aplauden más por la eliminación de la Ley Sinde que por la derogación de la reforma laboral.

Aunque he de reconocer una cosa, hace ilusión ver como gente que se denomina apolítica propone soluciones marxistas para la crisis capitalista y las enumeran y escriben en pancartas como si fueran ideas novedosas que nadie antes había plasmado en un programa político.

Ahora, como estamos contentos y de celebración. Os dejo un vídeo de un grupo de esos politizados y que alguno denominaría panfletario. Grupos de esos que no les importa que haya gente que no compre sus discos, no vaya a sus conciertos o les retire el saludo por atreverse a reivindicarse abiertamente comunistas.



¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡FELICIDADES ROJOS!!!!!!!!!!!!!!!!