domingo, 3 de febrero de 2008

El PGOU de Sant Joan.( M.A. Pavón, candidato al congreso por EUPV Alicante.)

El PGOU de Sant Joan

MIGUEL ÁNGEL PAVÓN GARCÍA

Responsable de Ordenación del Territorio del Área Comarcal de Medioambiente de EUPV-l'Alacantí y candidato de EUPV al Congreso.

El urbanismo valenciano, tanto con la LRAU como con la LUV, ha alcanzado unos niveles de insostenibilidad evidentes, al haberse primado un modelo especulativo y abusivo, desligado de las verdaderas necesidades sociales y que destruye sin prisa pero sin pausa nuestro patrimonio natural y paisajístico, en especial en las comarcas costeras alicantinas: Torrevieja, Santa Pola, Alacant, Benidorm, Calp,...Ese modelo ha situado la oferta de vivienda muy por encima de la demanda real, dando lugar a un urbanismo desmedido que sobreexplota y deteriora los recursos naturales. Precisamente ese modelo es el elegido por el equipo local de gobierno del PSOE para el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Sant Joan d'Alacant, un plan que convierte en suelo urbano el 90% de los apenas 9,5 km2 del término municipal, que triplica el número de viviendas y la población actual, que pasaría de 20.000 a 70.000 habitantes, alcanzándose una densidad de más de 7.000 habitantes por km2, por encima de la de grandes ciudades como Madrid, Sevilla o Valencia.

Un PGOU que parece diseñado a medida de las ansias especulativas de empresas urbanizadoras que dispondrán de más de dos jugosos millones de m2 en segunda línea de costa (Fabraquer está a sólo 600 metros de la playa) y que, como "daño colateral", destruirá los últimos reductos de la huerta alicantin a en Sant Joan, que aún "resisten" en la partida de Fabraquer. En Fabraquer Sud se creará una nueva ciudad de 6.000 viviendas, desequilibrándose la población actual hacia ese nuevo núcleo en perjuicio del actual casco urbano. Un desequilibrio similar al que producirá en la ciudad de Alicante la construcción de las 15.000 viviendas del Plan Rabassa, otro insostenible proyecto impulsado por el PP local y autonómico. Y en Fabraquer Nord se construirá una zona industrial, comercial y de ocio sobre más de 800.000 m2 de huerta tradicional, con un importante impacto negativo sobre el pequeño comercio de Sant Joan y sobre la movilidad de la ya colapsada N-332. Desde EU hemos propuesto en nuestras alegaciones al PGOU un plan especial que proteja de los procesos urbanizadores la mayor parte de la partida de Fabraquer, respetando las viviendas construidas legalmente en parcela mínima sobre suelo no urbanizable.

Además hemos propuesto como alternativa al parque empresarial de Fabarquer Nord un parque empresarial de 150.000 m2 en segunda línea de la N-332, entre la rotonda de acceso a la playa y el centro comercial Carrefour.

Capítulo aparte merece el incremento, en 5 hectómetros cúbicos al año, del consumo de agua potable que, según el PGOU, se obtendrán de la desaladora de Campello-Mutxamel, pendiente de construcción (1 hm3), y de los acuíferos sobreexplotados del Vinalopó (4 hm3). Unas previsiones de obtención de agua completamente descabelladas en lo que se refiere a los acuíferos del Vinalopó, que no pueden soportar nuevas extracciones que agravarían aún más su actual sobreexplotación, una situación que precisamente pretende corregir la desaladora de Campello-Mutxamel mediante la sustitución de los caudales que se extraen para l'Alacantí por caudales desalados. Tampoco se ha abordado de forma seria el problema que supondrá el incremento de residuos sólidos urbanos (25.000 toneladas anuales) generado por el crecimiento
planteado por el PGOU.

La insostenibilidad del PGOU está incluso reconocida por la permisiva LUV del PP, al superarse los umbrales de sostenibilidad que define, obligando al Ayuntamiento a pagar 5,5 millones de euros (más de 900 millones de pesetas) como "cuota de sostenibilidad". Un auténtico despilfarro teniendo en cuenta las carencias de Sant Joan en materia de dotaciones públicas: sin guarderías públicas de 0 a 3 años, con un hogar para los mayores obsoleto, una biblioteca insuficiente, un casal de la joventut siempre pendiente...

Junto al PGOU, el equipo de gobierno municipal socialista ha presentado un proceso de "supuesta" participación ciudadana que pretende disfrazar de participativa su redacción. Desde EU consideramos que no estamos ante un verdadero proceso participativo, ya que la participación de los vecinos empieza justo en el momento en el que ha finalizado el periodo de exposición pública del PGOU, en vez de fomentar esa participación desde el primer momento antes y durante su redacción. También hay que destacar que, si bien el periodo de exposición pública ha sido superior a lo estrictamente legal, durante el mismo no han podido consultarse documentos preceptivos y claves para poder tramitar y valorar adecuadamente el Plan, entre los que podemos citar los estudios de impacto ambiental, de paisaje y de movilidad, o el catálogo del patrimonio cultural de Sant Joan.

En definitiva, ante un Plan que propone un modelo urbanístico para Sant Joan insostenible y desequilibrado, sin una verdadera participación de los vecinos en su elaboración, que elimina una de sus principales señas de identidad, l'Horta, y que amenaza con convertir a Sant Joan en un densificado barrio más de la ciudad de Alicante, reclamamos su inmediata retirada y el inicio de un nuevo procedimiento de revisión del PGOU en el que la participación ciudadana, además de ser previa a su redacción, tenga influencia real sobre el futuro urbanístico de Sant Joan. Todo ello para conseguir un Plan que proponga un modelo urbanístico más respetuoso con el entorno y el paisaje tradicional de Sant Joan y que realmente mejore la calidad de vida de los sanjuaneros.

Miguel Ángel Pavón García es responsable de Ordenación del Territorio del Área Comarcal de Medioambiente de EUPV-l'Alacantí y candidato de EUPV al Congreso.