jueves, 20 de diciembre de 2007

Los "ecosocialistos" de IPV ( los mismos que incumplieron los acuerdos del GP en PV)

El grupo de Compromís (IPV) en Elche ha votado con el PSOE a favor de urbanizar
el sector MR-10 de La Marina. Si ese es el ecosocialismo que propugna IPV,
apaga y vámonos. A ver cómo justifican los Verdes de Arnal su alianza con
IPV y Bloc ante el apoyo de IPV a planes insostenibles y agresivos hacia
el medio natural como el del sector MR-10.

Con los votos a favor del PSOE y Compromís se aprobó
ayer iniciar la selección de un agente urbanizador para el sector MR-10.
Este suelo acogerá 1.200 viviendas, en La Marina, detrás del cordón de dunas y de la pinada. El edil de Urbanismo, Alejandro Pérez, aseguró que el proyecto «estimulará la actividad económica de La Marina y permitirá que la pedanía siga creciendo de forma sostenible, consolidando así su atractivo turístico».

El edil aseguró que «se ha tenido la máxima preocupación por el entorno», estableciendo un crecimiento que sea compatible con la actividad económica, la sostenibilidad y el medio ambiente». Precisó que habrá más de 200.000 metros cuadrados de zona verde. El edil popular, Manuel José Botella, dijo que este desarrollo «no cumple la ley» y es «un atentado ecológico».


La verdad 20-12-2007
ELCHE

Rechazo de Margalló Ecologistas en Acción a la urbanización del MR-10 de
La Marina

LA VERDAD

El grupo Margalló Ecologistas en Acción ha mostrado mediante un comunicado
su «absoluto rechazo» a la futura urbanización del sector MR-10 de La Marina,
y exige al Ayuntamiento «una rectificación, sin la cual, se estará sometiendo
a una de las zonas más bellas de nuestro litoral a un impacto ambiental
definitivo». Como se señala, «nos parece inaceptable el acuerdo de los grupos
de gobierno local , PSOE y EU-Bloc, de dar luz verde a esta enorme urbanización
en un entorno sensible junto a la playa ilicitana y que atentará gravemente
en el sistema de dunas como son las de este paraje que, además, están protegidas
por la UE dentro del LIC de las Dunas de la Guardamar». El colectivo ecologista
reitera que «es asombroso que un gobierno de izquierdas del que forma parte
EU-Bloc, tolere estos desmanes contra el medio ambiente. Llenar de cemento
y ladrillos una superficie de 400.000 metros cuadrados de litoral, es un
reflejo de lo que la codicia humana, amparada y bendecida por algunos políticos
de izquierda, puede ser capaz. El Ayuntamiento ilicitano, en comparación
al santapolero, siempre ha presumido de respetar el entorno natural pero
lo cierto es que a otra velocidad también lo van matando lentamente».