viernes, 12 de octubre de 2007

LUCHAR CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA


HOMBRES, TENEMOS UN PROBLEMA

LUCHAR CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA ES COSA DE TODOS

¡Esto tiene que acabar! ¡Hasta aquí hemos llegado!! Es insoportable ver cómo cada semana son asesinadas mujeres por sus parejas o exparejas. Y no son sólo los asesinatos: es intolerable que todavía tantas mujeres sigan siendo agredidas, sometidas, acosadas, discriminadas, ninguneadas, y permanecer indiferentes, callados o, a lo sumo, algo preocupados. Las mujeres, en su vida cotidiana, continúan sufriendo discriminaciones y abusos a manos de los hombres y el nivel de tolerancia social que aún existe hacia estos comportamientos nos parece inaceptable.

Estas injusticias afectan a todos los ámbitos de la vida: trabajo, riqueza, poder, tiempo libre, sexualidades, cuidados, etc. Estos problemas para las mujeres no son ‘cosas de ellas’: tienen su raíz en nuestros comportamientos, sostenidos en una estructura social que todavía encarna, pese a los cambios, las tradicionales relaciones de poder entre hombres y mujeres. Luchar contra esta situación no es sólo un asunto de ellas: es un imperativo ético para cualquiera. No habrá verdadera democracia mientras no exista verdadera igualdad en todos estos ámbitos.

Es hora, por tanto, de denunciar a los hombres que asesinan a las mujeres. Pero también a aquellos que se empeñan en creerse superiores a las mujeres y ejercen como tales; y, además, denunciar y cuestionar en nosotros los comportamientos inconsecuentes en que incurrimos.

Nos denunciamos y ahora exigimos. Exigimos a los poderes públicos, empresas, asociaciones, partidos, que se cuestionen y asuman su parte de responsabilidad en la transmisión de valores que reproducen el modelo social que origina la violencia. Es evidente que algo va mal.

Y ante esta situación, ¿qué hacemos?, ¿cambiamos? Pues sí. Si nos pensamos íntegros, justos, democráticos, no queda opción. Tenemos que escuchar las justas reivindicaciones de las mujeres que están luchando y construyendo un mundo sin violencia y comprometernos con ellas. Dejemos de creernos superiores, rompamos la complicidad con los hombres que ejercen violencia. Y, cómo no, erradiquemos nuestros propio machismo y trabajemos en todos nuestros espacios vitales para construir otros modelos de convivencia.

Os pedimos, por todo ello, que participéis y nos ayudéis a denunciar y a erradicar la violencia machista.


MANIFESTACIÓN ATOCHA-PLAZA JACINTO BENAVENTE

SÁBADO 20 DE OCTUBRE, 19:00H

CONVOCA:

UNA ASAMBLEA DE HOMBRES CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO