viernes, 7 de septiembre de 2007

La dirección de EU afirma que su diputada nacional Isaura Navarro debe al partido 7.800 euros

Hola a todos.

Me gustaría seguir hablando de mi viaje a Granada. Pero la situación es grave en EUPV gracias a los traidores de EiP y como aquí en ILOVEIU tenemos a una de las responsables y presunta incumplidora, pues he decidido publicar estas dos noticias que dejan bien a las claras como está la situación económica en EUPV y quienes la han provocado negándose a ingresar las cuotas preceptivas de obligado cumplimiento por parte de los cargos institucionales de nuestra organización.

Esto es serio, porque como se dice en la noticia, peligra el sueldo de varios compañeros.

La dirección de EU afirma que su diputada nacional debe al partido 7.800 euros

La Comisión Permanente de Esquerra Unida, reunida en la tarde de ayer, aprobó un documento en el que certifica que su diputada nacional, Isaura Navarro, le debe 7.800 euros al partido –hace poco más de un mes denunciaron que debía 5.000 euros– en concepto de su sueldo como miembro del Congreso de los Diputados.

EU celebrará el próximo 15 de septiembre un Consell Nacional en el que debe cerrar el censo de sus afiliados de cara a la próxima Asamblea, donde se confeccionarán las listas del partido para las elecciones generales. Los estatutos de EU señalan que las personas que no estén al corriente de sus obligaciones con la formación no podrán participar en dicho proceso, por lo que si Navarro no solventara la deuda que EU le atribuye no tendría ni voz ni voto en la Asamblea, aunque sí que podría resultar elegida.

La propia Navarro confirmó a este diario que ha dejado de ingresar su nómina como diputada en las cuentas de EU “hasta que se resuelva el conflicto interno”, y añadió que mientras eso no se produzca “no le voy a dar mi sueldo a una de las partes de EU”. La parlamentaria agregó que la dirección del partido no le ha comunicado formalmente que deba ninguna cantidad.

Desde Izquierda Unida, el coordinador ejecutivo de Área Interna y Organización, Joan Josep Nuet, declaró que “hubo un compromiso verbal antes del verano” por parte de la diputada nacional de que intentaría arreglar la situación. Nuet señaló que la postura desde la dirección federal del partido “es que, a pesar de las discrepancias políticas, la diputada tiene que ingresar el dinero”, y apuntilló que “no hay otra opción posible”.

El documento aprobado ayer por la Permanente también señala que dirigentes del partido, como Glòria Marcos, Ricardo Sixto, o los diputados Lluís Torró y Marina Albiol, se encuentran al corriente de sus obligaciones económicas con EU.

Sin embargo, miembros del partido como las diputadas nacionalistas de Compromís, Mónica Oltra (2.431 euros) y Mireia Mollà (987 euros), o antiguos cargos públicos como Alfred Botella (5.015 euros) o Presentación Urán (2.775 euros) entre otros, mantienen deudas pendientes con la organización.


La penuria económica de EU impide pagar la nómina completa de agosto a sus trabajadores

Los 60.000 euros que le adeuda IU y la negativa de los críticos a ingresar las cuotas agrava la crisis

Francesc Arabí, Valencia Ni con el severo plan de ahorro aprobado por la dirección, que contempló entre otras medidas el cierre de la sede del colectivo de Valencia por la que se pagaban 957,82 euros al mes, tiene Esquerra Unida suficiente oxígeno económico para que toda su infraestructura siga respirando. Los números rojos los viene arrastrando la organización prácticamente desde las elecciones de 2003, pero ha sido en los últimos meses cuando la situación se ha hecho insostenible. Hasta el punto de que la falta de liquidez obligó a tener que aplazar los pagos de la Seguridad Social de sus trabajadores correspondientes al primer semestre del año en curso.

Ahora, la anemia de las arcas del partido ha afectado incluso a las nóminas de los empleados, que no han podido ser satisfechas íntegramente en el mes de agosto. Fuentes de la organización reconocieron ayer que los problemas económicos son «asfixiantes» . A las dificultades lógicas de todo partido pequeño, que además no tiene padrinos empresariales que ejerzan de patrocinadores o mecenas por la vía de las donaciones, se añade la lógica disminución de ingresos por la vía de las aportaciones de los sueldos institucionales y las subvenciones a los grupos municipales o por votos cosechados. Un golpe a la capacidad de lograr ingresos que se produce sobre una ya de por si maltrecha economía, que espera desde hace mucho tiempo que le lleguen los 60.000 euros que Izquierda Unida le adeuda por los gastos electorales de hace cuatro años. Esa cantidad corresponde a los vencimientos del préstamo electoral suscrito con el Banco de Valencia para pagar el mailing y otras partidas de la campaña electoral. Pese a las reuniones mantenidas por el responsable federal de finanzas Rubén Fernández con su homólogo en EU, Ricardo Sixto, la deuda no ha sido saldada.

Tampoco está ayudando a solucionar los problemas económicos la negativa de las diputadas del grupo parlamentario Compromís pel País Valencià Mònica Oltra (que es la portavoz) y Mireia Mollà a ingresar una parte de su sueldo como cuota al partido. Como ya publicó este diario, la dirección de EU que comanda Glòria Marcos reclama unos 24.000 euros a estas dos diputadas de Esquerra i País (corriente crítica de EU), a ex parlamentarios como Alfred Botella, Joan Antoni Oltra y Dolors Pérez,a la diputada en el Congreso, Isaura Navarro, y a otros dirigentes del sector crítico que ocupan o han estado en cargos públicos. La portavoz de Compromís pel País Valencià adujo que no llegó a un acuerdo con Ricardo Sixto sobre el sueldo que le tocaba percibir, en función de los ingresos que tenía en su actividad privada.

El secretario de organización de EU, Ricardo Sixto, por su parte, aseguró ayer que en la reunión que mantuvo el 14 de junio con los parlamentarios de su partido quedó perfectamente claro cuánto y en qué cuenta se tenía que ingresar la cuota. Preguntado por las críticas de Oltra y de Esquerra i País sobre el uso que ha hecho EU de 88.000 euros recibidos de la subvención de las Corts, Sixto rebajó la cantidad: «Son 66.000, dos meses a 33.000, sólo hay que saber sumar» . «Y sobre el uso del dinero, sólo tengo que decir que el Tribunal de Cuentas nos audita y es público dónde van y en qué se gastan» , añadió. El responsable de finanzas acusó a Esquerra i País de estar «intentando ahogar económicamente a Esquerra Unida».


No tenéis vergüenza ex-compañeras. Como podéis comprobar el resto de compañeros de IU de otras comunidades, aquí no hay ningún conflicto ideológico, ni ninguna reivindicación que no estuviera presente en los programas electorales de EUPV. Esta gente quiere financiar su proyecto con el Bloc y pseudo ecologísta ( que de eso sólo tiene la apariencia )- nacionalista.